Canastilla para bebés que nacen en verano

Canastilla para bebés que nacen en verano: ¿qué no debe faltar?

El verano es una época que se caracteriza por sus buenas condiciones climatológicas, así como por sus días más largos y llenos de luz. Se trata de una estación maravillosa para dar a luz, ya que evitas estar con la “barriga” los meses de más calor. Además, si las temperaturas lo permiten, podrás aprovechar para dar paseos con tu recién nacido. Y es que disfrutar al aire libre de tu pequeño o pequeña te dará grandes momentos.

Ya sea porque esperas a tu bebé para esta estación o para hacer un regalo a un recién nacido, te interesará este blog. Hoy queremos hablarte sobre la canastilla para bebés que nacen en verano. Sin duda, son muchas las opciones a incluir en esta canasta, pero hay una serie de imprescindibles que no debes olvidar.

¿Qué no debe faltar en la canastilla para bebés que nacen en verano?

Si bien, la canastilla para bebés que nacen en verano puede componerse con los elementos que deseemos. Hay tantas opciones como personas y gustos. Sin embargo, a continuación te daremos los básicos que no deben faltar nunca.

1- Ropa ligera

En Micolino, como firma de moda especializada en ropa para el recién nacido, te aconsejamos encarecidamente que seas muy cuidadoso a la hora de elegir la ropa para bebé. En primer lugar, son necesarios los bodies, pijamas, peleles, jesusines o vestidos con manga corta o sin ellas. Hay que adecuarse a los grados que marque el termómetro en cada momento.

El tejido es esencial que sea lo mas natural posible. Como nuestras prendas, donde priman el algodón y el lino. Estos son los materiales que más protegen la delicada piel de los más pequeños y, además, transpiran muy bien.

2- Capotas y patucos

Cubrir la cabeza de los peques ayuda a regularles su temperatura corporal. En cuanto a los pies, tienden a tenerlos fríos. De ahí que podamos incluir en la canastilla para bebés que nacen en verano calcetines finos o patucos calados.

3- Alguna mantita

Se trata de un complemento estrella que nunca debe faltar en la canastilla para bebés que nacen en verano o en invierno. Evidentemente, las de verano presentan tejidos más ligeros, pero nos sacarán de más de un apuro cuando las temperaturas cambien bruscamente o para sacar al pequeño o pequeña de su cuna o carrito y que no perciba el cambio brusco de temperatura.

4- Accesorios para comidas

Otro clásico de las canastillas son los accesorios para comer. Aquí la variedad es infinita, tú decides hasta dónde llegar. Entre las opciones más recurrentes están: baberos, platos (los que se pegan en la mesa son muy prácticos), cubiertos, biberones, chupetes… Hay infinidad de posibilidades, diseños y estilos para amoldarse a cada padre o madre.

5- Elementos higiénicos y de salud

Para terminar, pero no por ello menos importante, se encuentran los productos de higiene y salud. Son un imprescindible en la canastilla para bebés que nacen en verano o en cualquier otro periodo del año.

En este sentido, no podemos olvidarnos del gel de baño, champú, colonia sin alcohol, cremas hidratantes, aceites corporales, termómetro, entre otros. Aquí juega un papel fundamental la tipología de piel del menor. No todos toleran igual las mismas marcas, por lo que tendremos que probar antes de ver cuál es la que realmente viene bien a la piel de nuestros hijos e hijas.

Micolino, te estábamos esperando

En Micolino estamos plenamente comprometidos con el bienestar de los recién nacidos y, por ende, de sus padres. Es por eso que tan solo elaboramos ropa para bebés a base de tejidos naturales. Nuestros diseños buscan la comodidad sin renunciar al estilo y en todo momento perseguimos un único objetivo: proteger la piel de los más débiles.

Si quieres ser distribuidor de nuestra marca, no esperes más para ponerte en contacto con nosotros. Nuestro equipo estará encantado de atenderte.

 

Fuente: Guía Infantil

Deja una respuesta